29.1.11

Image and video hosting by TinyPic

Hay una mosca pegada en mi cristal. Acabo de darme cuenta. Recuerdo que la maté porque estaba molestándome cosa así como una barbaridad, todo el rato haciéndome cosquillitas por los brazos, pero cosquillitas no agradables, no de esas que te entran escalofrios y dejan tu mente en blanco, no, cosquillitas molestas, de las que inmediatamente después de posarse sobre tí te das un manotazo para espantarla tan fuerte que te duele incluso más que las cosquillas vaya. Llevará ahí desde verano o así. Muerta. Supongo que será desde verano porque es cuando hay moscas. En verano mi casa se llena de moscas porque vivo en una casa más o menos grande muy muy cerca del campo y como es fresquita se ve que les gusta resguardarse ahí. Mi casa es blanca y tiene el tejado rojo, y alguien me dijo que las ventanas se parecen a estas casas de Florida o por ahí, éstas más o menos estrechas pero alargadas, y con contraventanas que se abren y cierran, color rojo también. Me gusta mucho mi casa, sobre todo en verano cuando hay moscas y yo las aplasto contra el cristal.

5 comentarios:

maría dijo...

Qué salvaje tu ultima frase jajajajaja :)

maría dijo...

pd: molas mucho en esa foto.

BeiTa* dijo...

Nuestras casas son las mejores, creo que todo el mundo desearía vivir en un sitio así y un barrio como le nuestro. Y si somos los mejores, bueno y que? =)

Te Quiero.

Guillermo de la Torre dijo...

Esta noche he soñado con usted. Tampoco pregunte porqué…Pero solo sé que una pesadilla no fue.
:)

Guillermo de la Torre dijo...

buh!